Bienvenida

¿Hacemos un grupo?

 

Para explicar qué es el Bustamemphis debemos rebobinar hasta finales de los ´70, momento en el que una generación de chavales criados con tele de blanco y negro deciden ponerle color a sus vidas y aspiraciones a través de la música.  Ya en los prolíficos ´80 Arganzuela fue la cantera de un buen número de grupos musicales que le dieron al barrio una vidilla artística de la que participábamos todos los que teníamos aquel gusanillo metido en el cuerpo. Todos acudíamos a los conciertos de todos y, así, todos mezclábamos nuestras vidas.

Sin apenas locales de ensayo y con pocas pesetas manteníamos la ilusión de tocar gracias al mecenazgo de músicos mayores, de otros que nos prestaban el material y de  organizaciones políticas, religiosas y vecinales que nos cedían algún espacio para ensayar y tocar en directo. La ley de selección natural hizo que unos pocos besaran la cima dedicándose profesionalmente  a la música y que otros, muchos, continuáramos con la música como afición permanente.

 

Los encuentros

 

De una u otra forma, todos los que en aquel tiempo dibujábamos la escena musical de Arganzuela hemos mantenido el contacto, unas veces por amistad, otras por el reclamo de los conciertos y por escuchar las nuevas creaciones y formaciones que iban surgiendo.

Y así, a fuerza de vernos en distintos escenarios, tocando con este o aquel, de reencontrarnos en estas citas musicales dirigidas a pasar un buen rato y que nos llevan a conversar de nuestras vidas, aspiraciones y proyectos… un día se nos ocurre volver a reunirnos todos en un concierto conjunto donde resucitaríamos a nuestros primeros grupos para reinterpretar aquellas canciones primeras y también para lucir nuestro presente musical. Aquella propuesta se completaría con la concurrencia de aquellas personas que fueron y son nuestros amigos, a los amigos de aquellos, a los conocidos, compañeros del cole, del instituto e incluso de la parroquia donde siendo niños hacíamos nuestros primeros pinitos.

 

Bustamemphis 1ª edición

 

Nunca pudimos imaginar el éxito increíble de público, de interpretación y de satisfacción que supuso aquel evento en la Sala Juglar de Lavapiés. El único imprevisto estuvo en errar el pronóstico del cálculo de público asistente. Tanta gente quedó en la calle que nos prometimos volver a repetirlo al año siguiente y esta vez en una sala con suficiente aforo, prestigio y localización como para que lo que empezó como un deseo de reencuentro diera satisfacción a todos.

 

Festival Bustamemphis

 

A partir del año 2007 y ya con un formato de festival local de Arganzuela hemos venido alquilando en un sábado del mes de mayo salas de conciertos, como la Caracol, Ritmo y Compás, Cats… El éxito siempre ha sido total y rotundo. Bustamemphis ya no es solo un reencuentro de amigos sino que ha trascendido a una llamada de atención musical del que participa buena parte del barrio de Arganzuela y del que participa cada vez más gente.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s