BUSTAMEMPHIS es un homenaje a un desconocido grupo de pioneros que en el siglo XX impulsaron el blues y el rock & roll en Madrid. Existe una difundida leyenda urbana sobre el origen de esta música, que liga su origen a los suburbios de las ciudades del Sur de EEUU, desgraciado error potenciado por la habilidad divulgativa de los medios norteamericanos, que promocionan como propio el origen de una música que ha marcado en muchos aspectos la cultura del pasado siglo. El origen del blues, base del rock & roll, es absolutamente español y marginal. Los poblados emigrantes asentados en la periferia de las crecientes zonas industriales de Madrid tras la posguerra, fueron absorbidos e integrados por una población local con una base cultural radicalmente distinta. La mezcla del folclore gitano y las músicas tradicionales herederas de las tradiciones celta, romana e incluso judía, generaron un estilo propio, expresión de esta mezcla ecléctica de estilos, pero con el fondo común de intentar expresar el sufrimiento de una población proletaria que intentaba convertir una sociedad industrial en una sociedad con derechos civiles dentro de un entorno bastante degradado por una situación mundial crítica causada por los enfrentamientos mundiales de principios de siglo.

Más reciente

El Origen

A principios de siglo un grupo de africanos que huían de las penurias de su continente, llegaron en una miserable barca a las costas de Tarifa.

Allí conocieron a los llamados “Chicos de la playa”, que eran jóvenes pescadores locales que capturaban sardinas montados sobre tablas de madera. Uno de los llegados de África, Mgumba Ogambo, descendiente de una estirpe de caciques locales, aprendería las técnicas de un experto y adolescente pescador llamado Raimundo Amador, compartiendo ambos su pasión por la música. Mgumba emigró a EEUU, donde transmitió lo aprendido en las costas españolas y más adelante sería conocido como B.B. King (“Beach Boy King”). En los 80’s, ambos se reencontrarían y darían a conocer al mundo el origen del Blues.

Un crisis medioambiental provocó la emigración de estos chicos de la playa al centro de España, a Madrid, donde se reorganizaron en una barriada cercana en el sur de la capital, que llamaron Bustamante (de la unión de las palabras Busto y Amante, ya que dado el carácter latino y ardiente de estos emigrantes definía cual era una de sus principales pasiones).

Los chicos de la playa que no vinieron a Madrid emigraron con un grupo de africanos a las playas de California, donde transmitieron sus técnicas a los habitantes de las ciudades cercanas convirtiéndolas en un deporte de riesgo, e incluso consiguieron crear en los años 60 un importante movimiento musical.

La Fusión

Aquellos que emigraron a Madrid se integraron con otros grupos emigrantes que aportaban diferentes estilos culturales.

El roce, que hace el cariño, también provoca la fusión. De esta forma, la mezcla del flamenco de los del sur, con otros estilos musicales como la jota aragonesa, la sardana y el sonido de las gaitas celtas de Galicia, unido a la fuerte base rítmica basada en la percusión de los africanos que les habían acompañado, genero un nuevo estilo llamado “Base lírica unida española sintetizada”, que se resumió en “B.L.U.E.S.” o coloquialmente “blues” (que se redujo a “blus”).

La Relación con Memphis

La guerra civil española, pese al mito justificativo del enfrentamiento entre dos sociedades enfrentadas, vino determinada por una insostenible presión cultural provocada por la popularización del nuevo estilo musical, que transgredía la tradición folclórica del país. Esto provocó que el grupo étnico que casi había conseguido integrarse en la población fuese objeto de una clara persecución por los grupos de poder existentes, que veían amenazada su supremacía cultural y económica.

En aquel momento, en EEUU, algunos de los emigrantes africanos que habían conseguido llegar a la costa Oeste americana, habían fundado en la otra costa una ciudad llamada Memphis (“Memoria de las Playas de Hispalis)”, donde perpetuaban lo aprendido en España. Era una ciudad abierta y multicultural.

Todos los perseguidos por la guerra civil, que habían mantenido el contacto con los expatriados, fueron al encuentro de sus familiares y amigos que habían conseguido crear un entorno creativo y de paz.

Incluso algunos españoles decidieron acompañarles, como fue el caso del joven Elvisando Presendo, que una vez allí altero su nombre y lo convirtió en Elvis Presley, convirtiéndose en el padre del Rock’n’roll al fusionar el estilo local con la Alboreá extremeña.

Los Personajes

Por desgracia no tenemos constancia histórica documentada de muchos de los personajes que influyeron en la creación de esta nueva cultura.

Muchos emigraron durante la guerra a Memphis y otras ciudades de la costa, y gracias a la potente máquina de publicidad americana, se ha conservado mucha información. En España, la guerra civil eliminó los registros históricos existentes, y resulta difícil encontrar constancia del aquellos que crearon los nuevos estilos. Por suerte, contamos con el testimonio de los herederos de la tradición, hijos y familiares de estos prohombres.

En EEUU ya hemos mencionado a Beah Boy King y a Elvisando Presendo, pero hay que destacar a figuras como Manuel, Paco, José Luis y Rafael Nguema, cuatro hermanos que tras ser importantes espías durante la guerra civil, tuvieron que emigrar y fueron conocidos en Memphis como los Cuatro Topos (“The Four Tops”), e hicieron famoso el tema “Still Water” basado en la Saeta “El paso de Nuestra Señora del Agua”.

También fue muy conocido “el niño Ricardito”, allí conocido como “Little Richard”, David el Millas (que creó un nuevo estilo completamente americano y allí fue conocido como “Miles Davis”), “las supremas de Bustamante”, allí conocidas solo como “The Supremes”, Valentina Vueltas (“Tina Turner”), Roberto, el hijo de Ortega (“Roy Orbison”) y muchos otros que en los medios y la historia oficial reconocen como los padres del Blues, pero que en ningún momento se menciona su origen peninsular.

En España tenemos el subjetivo registro histórico gracias a los descendientes y familiares de esas grandes figuras desconocidas origen del Blues español, y se mencionan relacionados con los testimonios de los participantes en Bustamemphis.

Bustamemphis

Bustamemphis nace del reencuentro entre los herederos de la tradición, que durante su infancia y adolescencia crecieron juntos en ese entorno de respeto a la cultura de sus ascendientes.

El año pasado, Javier Álvarez, sucesor de la saga “rockandrolera” (el termino “piedra rodante” de hecho procede de cierta técnica de explotación en boga a primeros de siglo de las minas de carbón asturianas) iniciada por el conocido gaitero asturiano “Chiquito Álvarez”, convoca y lidera un evento fusión donde poder reivindicar esta parte de la historia cultural española desconocida por desgracia para los registradores oficiales de la cultura.

Bustamemphis fusiona estilos idiosincrásicos y muestra el eclecticismo que se vivió durante el siglo XX a través de estos herederos de la tradición.

El Homenaje

La primera edición de Bustamemphis se celebró en Mayo del 2007, en la histórica sala “El Juglar” del barrio de Lavapies, conjunción de culturas. Participaron todos los que en algún momento fueron protagonistas de esta historia de nuestra civilización, y el detonante fue el cumplimiento de los veinte años del primer concierto conocido de un grupo que en aquel momento se llamó “Los Goliardos”.